Menu Close

Biopsiquiatría Iluminada

Publicado originalmente en el Boletín de Inteligencia Parental Número 53, 3 de agosto 2003

“En el Mundo Occidental, mientras más generalizada la enfermedad, más ricos los médicos. Los hospitales quebrarían si sus camas no estuvieran ocupadas o si los pacientes no se quedaran el tiempo suficiente. La mayor tragedia económica que podría ocurrir la medicina occidental, sería la salud total de la ciudadanía.

En Oriente, a los antiguos acupunturistas les pagaban cuando sus pacientes estaban bien. Examinaban y equilibraban a sus pacientes al comienzo de cada estación, cuatro veces al año. A los acupunturistas les pagaban siempre y cuando sus pacientes se mantuvieran sanos. Si un paciente se enfermaba, el acupunturista mantendría al paciente y la familia del paciente durante la duración de la enfermedad. Para los acupunturistas, la mayor bonanza económica se producía cuando todos los pacientes se mantenían saludables.

Podríamos estructurar nuestros programas sociales a fin de recompensar las fuerzas a favor de la vida, tales como la salud, la independencia y la autosuficiencia, en lugar de sus opuestos”.

“No hay ninguna manera en que un médico pueda tratar con éxito al cuerpo sin la cooperación del cuerpo. Lo mejor que un médico puede hacer es ponerse en armonía con el cuerpo y apoyar sus procesos de curación y, en ocasiones, demorar al cuerpo en destruirse o dañarse a sí mismo hasta que haya tiempo para movilizar sus procesos de curación …”

“Las drogas impuestas externamente, simplemente suprimen los síntomas, no curan. La aspirina alivia el “dolor” de una jaqueca, la penicilina reduce los “síntomas” de una neumonía. Sin embargo, la condición tóxica que dio lugar a la enfermedad permanece, y, además, mi cuerpo debe lidiar con las drogas que he tomado.” – Will Schutz, PhD., “Simplicidad profunda” (Bantam Books 1979)

Durante la última semana, he estado literalmente inundado con la información que la gente me ha estado enviando sobre drogas – los medicamentos que se utilizan en niños con diagnóstico de “ADHD” y los medicamentos utilizados para tratar ‘enfermedades mentales’ en general.

De hecho, con tantos nuevos documentos para leer y añadir a mi expediente de “cosas del ADHD”, me ha sido difícil decidir qué compartir con Ud. ahora y qué dejar para otra ocasión. Como resultado de ello, lo que sigue no es una presentación tan cohesiva como me hubiera gustado, y más o menos tendré que dejar que hable por sí sola, pero espero que les dé una idea del esquivo comportamiento que están llevando la “epidemia manufacturada” del ‘ADHD’ y otras ‘enfermedades’.

En primer lugar, vamos a arrojar algo de “luz de vela” sobre un medicamento llamado Ritalina – el ‘tratamiento de elección’ para la mayoría de los niños con diagnóstico de “ADHD”. He aquí alguna información sobre el tema del Dr. Peter Breggin, fundador del Centro Internacional para el Estudio de la Psiquiatría y la Psicología (ICSPP), que prácticamente le dirá lo que Ud. realmente necesita saber, en lugar de lo que los intereses creados pueden preferir que Ud. sepa:

Información vital sobre la Ritalina, el Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad y la Política detrás del Movimiento ADHD/Ritalina, resumida de “Respondiéndole a la Ritalina”, por el Dr. Peter R. Breggin.

“Con el fin de alertar al público acerca de los peligros de las drogas estimulantes, este apéndice de “Respondiéndole a la Ritalina”, por el Dr. Peter R. Breggin, puede reproducirse sin permiso en un número ilimitado siempre que no se cobre cuota por el material, y que no se lucre con su distribución.The source must be identified and the material must be reproduced in its entirety, including this page. La fuente debe ser identificada y el material debe ser reproducido en su totalidad, incluyendo esta página.

“Respondiéndole a la Ritalina”, por el Dr. Peter R. Breggin, es publicado por Impresiones Common Courage, PO Box 702, Monroe, Maine 04951. Teléfono: 1-800-497-3207.

Varios millones de niños están siendo tratados con Ritalina y otros estimulantes sobre la base de que tienen Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (ADHD) y sufren de falta de atención, hiperactividad o impulsividad. Los estimulantes incluyen: Ritalina (metilfenidato), Dexedrina y DextroStat (dextroanfetamina o d-anfetamina), Adderall (d-anfetamina y mezcla de anfetaminas), Desoxyn y Gradumet (metanfetamina), y Cylert (pemolina). Con excepción de Cylert, todas estas drogas tienen efectos casi idénticos y efectos secundarios. La Ritalina y las anfetaminas pueden, para la mayoría de los fines, ser consideradas un tipo de droga.

El número de niños drogado ha aumentado varias veces en los últimos años.

La Ritalina y las anfetaminas tienen casi idénticos efectos adversos sobre el cerebro, la mente y el comportamiento, incluida la producción de trastornos del comportamiento inducidos por las drogas, psicosis, manías, abuso de drogas y adicción.

La Ritalina y las anfetaminas frecuentemente causan los mismos problemas que se supone que tratan – falta de atención, hiperactividad e impulsividad.

Un gran porcentaje de los niños se convierten en robóticos, letárgicos, deprimidos, o retraídos por los estimulantes.

La Ritalina puede causar tics neurológicos permanentes, incluyendo el Síndrome de Tourette.

La Ritalina puede retardar el crecimiento en los niños por alterar los ciclos de la hormona de crecimiento liberados por la glándula pituitaria.

El hallazgo reciente de que la Ritalina puede causar cáncer en algunos animales no fue tomado suficientemente en serio por las Compañías Farmacéuticas o la FDA.

El uso rutinario de Ritalina causa graves disfunciones en el cerebro del niño. Hay evidencias, provenientes de la investigación en unos pocos estudios científicos controlados, de que la Ritalina puede causar encogimiento (atrofia) u otras anormalidades físicas permanentes en el cerebro.

El retiro de la Ritalina puede causar sufrimiento emocional, incluyendo depresión, agotamiento, y suicidio. Esto puede hacer que los niños parezcan psiquiátricamente perturbados y conducir erróneamente a una mayor dosis de medicación.

La Ritalina es adictiva y puede convertirse en una droga de entrada a otras adicciones. Es una droga de abuso común entre niños y adultos.

El ADHD y la Ritalina son modas médicas estadounidenses y canadienses. Los EE.UU. utilizan el 90% de la Ritalina del mundo. CibaGeneva Pharmaceuticals (también conocida como Ciba-Geigy Corporation), una división de Novartis, es el fabricante de Ritalina. Está tratando de ampliar el mercado de Ritalina a Europa y el resto del mundo.

La Ritalina “trabaja” produciendo disfunciones en el cerebro en lugar de mejorar la función cerebral. Esta es la única forma en que trabaja.

A corto plazo, la Ritalina suprime la creativa, espontánea y autónoma actividad en los niños, haciéndolos más dóciles y obedientes, y más dispuestos a cumplir con las aburridas las tareas de memoria, tales como las de aulas escolares y los deberes en casa.

A corto plazo, la Ritalina no tiene efecto positivo sobre la psicología del niño o en el rendimiento y el logro académicos. Esto se ve confirmado por innumerables estudios y por muchas evaluaciones profesionales de la literatura.

A más largo plazo, más allá de varias semanas, la Ritalina no tiene efectos positivos sobre cualquier aspecto de la vida de un niño.

Etiquetar a los niños con ADHD y tratarlos con Ritalina puede dejarlos fuera de las Fuerzas Armadas, limitar sus futuras opciones de carrera, y estigmatizarlos de por vida. Puede arruinar su imagen de sí mismos, sutilmente desmoralizarlos, y disuadirlos de llegar a su pleno potencial.

No hay pruebas sólidas de que el ADHD sea un verdadero trastorno o enfermedad de cualquier tipo.

Hay una gran cantidad de investigación que confirma que los problemas del entorno causan síntomas parecidos a los del ADHD.

Un número muy pequeño de niños ADHD pueden sufrir síntomas similares a causa de trastornos físicos, tales como la intoxicación por plomo, la intoxicación por drogas, el agotamiento, y las lesiones en la cabeza. Las causas físicas pueden ser más comunes entre las comunidades pobres en los Estados Unidos.

No hay pruebas de ninguna anomalía física en el cerebro o los órganos de los niños que son habitualmente etiquetados como ADHD. Ellos no tienen ningún desequilibrio bioquímico conocido o los “cables cruzados”.

El ADHD es un diagnóstico controvertido, con poca o ninguna base científica o médica. Un padre, maestro, o médico puede sentirse en buena compañía cuando desestima totalmente el diagnóstico y se niega a aplicarlo a los niños.

Ciba gasta millones de dólares para vender a los grupos de padres y médicos la idea del uso de la Ritalina. Ciba contribuye a apoyar al grupo de padres, CHADD, y a la Psiquiatría organizada.

El Departamento de Educación de los EE.UU. y el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH), promueven la Ritalina  con tanta decisión como el fabricante de la droga, a menudo, incluso en términos más brillantes de lo que la compañía farmacéutica podría usar legalmente.

Nuestra sociedad ha institucionalizado el uso indebido de drogas entre nuestros niños. Peor aún, abusamos de nuestros niños con drogas en lugar de hacer el esfuerzo para encontrar mejores maneras de satisfacer sus necesidades. En el largo plazo, estamos dando a nuestros niños una lección muy mala – que las drogas son la respuesta a los problemas emocionales. Estamos alentando a una generación de jóvenes a crecer basándose en las drogas psiquiátricas en lugar de en ellos mismos y en otros recursos humanos.

El material en este resumen se documenta con citas de la literatura científica dentro de “Respondiéndole a la Ritalina”. El libro también describe enfoques sin drogas para ayudar a los niños diagnosticados ADHD a través de la identificación y satisfacción de las necesidades básicas de los niños, y mediante la introducción de mejoras en la escuela y la vida familiar.

Si desea apoyar los esfuerzos para poner fin a la drogadicción psiquiátrica de los niños, y recibir un boletín de noticias, le invitamos a unirse al Centro Internacional para el Estudio de la Psiquiatría y la Psicología, 4628 Chestnut Street, Bethesda, MD, 20814. Visite nuestro sitio web en www.breggin.com.”

Para alguna “lectura más” sobre Ritalina, está este artículo del número de julio y agosto de 2001, de la revista ‘Adbusters’, escrito por Richard DeGrandpre, el autor de “Nación de Ritalina: La Cultura Acelerada y la Transformación de la Conciencia Humana” (Norton, 1999):

“La verdad acerca del mayor problema de drogas de Norteamérica: la Ritalina

En un día cualquiera en Norteamérica, casi cinco millones de niños tomarán una poderosa droga psicoestimulante. La advertencia geográfica es importante: a más niños en Norteamérica se los diagnostica con Trastorno de Déficit de Atención (ADD) y se les da drogas como Ritalina para “ayudarlos” a comportarse, que en el resto del mundo combinado. De hecho, los EE.UU. y Canadá representan un sorprendente 95 por ciento de todo el mundo en el consumo de Ritalina.”

Lea el artículo completo aquí: http://www.adbusters.org/magazine/36/dose.html

No creo que otros países lleguen a ponerse al día con el actual uso de Ritalina en los EE.UU., pero parece que algunos países pueden estar trabajando en ello. This is a quote from an article published in the British newspaper ‘The Guardian’ on July 24th: Esta es una cita de un artículo publicado en el periódico británico ‘The Guardian’ el 24 de julio:”New figures this week show that use of the drug given to calm hyperactive children has soared 100-fold in Britain in the past decade. Doctors dispensed 254,000 prescriptions of it last year, up from 2,000 or so given annually in the early 1990s.

“Las nuevas cifras de esta semana muestran que el uso de las drogas para calmar a los niños hiperactivos se ha acrecentado 100 veces en Gran Bretaña en la década pasada. Los médicos dispensaron 254.000 prescripciones para ello el año pasado, mucho más que las aproximadamente 2000 dadas anualmente en la década de los ’90.

La Ritalina ha sido aprobada para su uso en niños mayores de cinco años que padecen de Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (ADHD), pero muchos médicos prescriben la droga – también conocida como el metilfenidato – a niños pequeños desde los 18 meses.”

http://www.guardian.co.uk/print/0,,4718475-111392,00.html

He descubierto algo muy interesante acerca de Ritalina desde que publiqué mi Informe de Inteligencia Parental sobre “ADHD” en mayo. Estos extractos de artículos que he encontrado en Internet le dirán lo que es:

“Muchos profesionales y miembros del público en general siguen creyendo que si la medicación estimulante conduce a la mejora en la conducta del niño, es una sólida prueba del diagnóstico del ADHD y un buen motivo para continuar con la droga. Lo que evidentemente no entienden es que, como con otros estimulantes cerebrales como la cafeína, el efecto es experimentado por casi todos los que la toman, incluidos los niños completamente normales (Bernstein et al., 1994; Rapoport et al., 1978; Rapoport et al., 1980).” – William Carey, MD., Director de Pediatría Conductual en la División de Pediatría General en el Hospital de Niños de Filadelfia y Professor Clínico de Pediatría en la Escuela de Medicina de la Universidad de Pensilvania. “¿Es el ADHD un Trastorno Válido?”.

“La gente todavía se sorprende al enterarse de que la Ritalina, el Adderall y la Concerta, junto con todas las otras nuevas formulaciones de drogas estimulantes prescriptas aparentemente para tratar el ADHD, también funcionan en niños y adultos “normales”. Un mito continúa, el que comenzó exactamente con los informes del primer caso en la década de 1930, de que los estimulantes “paradójicamente” funcionan para calmar a los niños hiperactivos. En realidad, las drogas estimulantes tienen el mismo efecto en todo el mundo – dosis bajas (como las del ADHD) mejoran la concentración de todos y hacen que la gente a sea más metódica”. – Lawrence Diller, MD., “Levantarse para Acelerar para el SAT (*)”

En el caso de que Ud. haya omitido la pura verdad, se la voy decir una vez más:

La Ritalina tiene el mismo efecto en los niños “normales” que en los niños con diagnóstico de “ADHD”.

En otras palabras, ¡no es para nada un tratamiento médico!

No es ni siquiera un tratamiento médico – no se pretende que “cure” algo – pero todavía está siendo administrada a millones de niños de todos modos.

¿No es increíble? ¿No es acaso el más increíble insulto – que los miembros de la Psiquiatría y los Profesionales de la Salud y la Industria Farmacéutica detrás de ellos, consideren al público en general tan crédulo?

Y para añadir daño al insulto, la Ritalina – como hemos visto – viene con algunos bastante desagradables efectos secundarios.

Tal vez, sin embargo, los fabricantes de Ritalina estén empezando a prestar atención a la reacción ante esto, al menos. He aprendido que hay una nueva píldora en la cuadra – algo que se supone una ‘mejora’ en la Ritalina. Se llama Strattera. Me enteré acerca de esto sólo hace unos días.

“El 27 de noviembre de 2002, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA), aprobó Strattera (atomoxetina HCL), un nuevo medicamento no-estimulante para el ADHD. Este es el primer nuevo tipo de droga en ser aprobado para el ADHD en casi 30 años. A diferencia de la Ritalina, este fármaco no será una sustancia controlada”.

Aquí hay algunas opiniones de Strattera, extraídas de un sitio web que pide a los usuarios de la droga que “informen de todos los efectos secundarios de Strattera aquí, con el propósito de la investigación, la concientización del público y la seguridad”.

“Mi hijo tiene 15 años de edad (varón),  experimentó una aceleración del ritmo cardíaco con Strattera, 60mg. Sólo lo tomó por cerca de quizás 2 á 3 meses. Su médico de inmediato le sacó el medicamento”.

“… durante las últimas 3 a 4 semanas, ha estado teniendo episodios de ira, violencia, golpeando y gritando. Sólo puedo asumir que es la medicina”.

“A mi hija de 5 años de edad, le fue prescripta Strattera por su ADHD. A medida que más lo tomaba, más vomitaba.”

http://www.strattera.ws
[Esta página Web ya no está disponible]

——————————————————————————————————————–
Una actualización de Diciembre de 2008 sobre Strattera:

Advertencia oficial emitida: La droga para el ADHD, Strattera, CAUSA psicosis, alucinaciones, manías y agitación.

El fabricante, Eli Lily, ha cambiado ahora el prospecto de Strattera en Europa, para incluir advertencias sobre que Strattera CAUSA “alucinaciones, pensamientos delirantes, manías o agitación en niños y adolescentes sin  historia previa de enfermedad o manía psicótica… en las dosis usuales.”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *